Header image  
ACUARIOFILIA

Cultivando Rotíferos

 

Nociones básicas, mantenimiento, cría y utilidades.

Los rotíferos son animales microscópicos que se utilizan para la alimentación en cautividad de las diminutas larvas de los peces marinos. Son el paso previo antes de la utilización de artemia recién eclosionada. No son especialmente nutritivos por sí solos, si no más bien todo lo contrario. Se utilizan realmente como vehículo transmisor para que las larvas ingieran aquello con lo que estamos alimentando al rotífero.

Rotífero excretando desechos de microalgas. Detalle al microscopio (40x). Se aprecia muy bien la boca filtradora (en la parte de abajo de la foto) y el contenido de microalgas en el sistema digestivo. El resultado de añadir rotíferos al agua del acuario. Los corales se abren al instante para alimentarse.

Los rotíferos son animales cuyo tamaño oscila desde los 80 micrómetros hasta los 300. Existen diferentes especies y cepas, aunque la especie más común encontrada en la mayoría de criaderos es Brachionus plicatus por su facilidad para el cultivo. Son animales de lentos movimientos, lo que facilita su predación por la mayoría de larvas.

Favites totalmente abierto para alimentarse de rotífero. La foto está tomada 1 minuto después de añadir el rotífero. Para las tubastreas también es un buen complemento, aunque prefieren la artemia recién eclosionada.

Nociones básicas sobre rotíferos:
No tienen sistema circulatorio ni respiratorio. La respiración se realiza de manera directa con el medio circundante a través de la pared corporal.
El sistema digestivo ocupa la mayor parte de los animales que no están produciendo huevos.

La mejor manera de controlar cómo van los cultivos de rotíferos es un microscopio. Con las lentes de 4x y 10x será suficiente para controlar la densidad de rotíferos. Si queremos ver con más detalle a estos animales microscópicos necesitaremos el objetivo de 40x. .

Tienen un claro dimorfismo sexual, siendo las hembras mucho mayores que los machos. En condiciones normales, y si un medio de cultivo se está desarrollando correctamente, solo se tendrán que ver hembras en el cultivo, pues se reproducen por partenogénesis (las hembras generan huevos de los que saldrán rotíferos idénticos a la madre). Además, estos huevos que se generan por partenogénesis tienen un desarrollo extremadamente rápido, produciendo rotíferos en muy pocas horas, y las hembras los producen en mayor cantidad que si lo hicieran mediante reproducción sexual.
Solo se producen machos en los medios de cultivo cuando las condiciones son adversas, y la finalidad última es la de producir huevos formados por fecundación sexual que podrán originar quistes (que resistirán en el medio ambiente durante periodos secos). Normalmente los huevos originados por reproducción sexual pesan más, tienen cáscaras más gruesas, y se hunden, de ahí que se encuentren generalmente en forma latente en los “posos” que se forman en los cultivos que están en malas condiciones.

Los causantes de los cultivos: las larvas de los peces marinos. En la fotografía se puede observar con detalle un ejemplar recién eclosionado de Amphiprion melanopus. Se ve muy bien el aparato digestivo. Vista macroscópica de un cultivo de rotíferos en fase de estacionamiento. En las siguientes fotografías se puede observar qué aspecto tiene un cultivo deteriorado.

NOTA IMPORTANTE: Si crees que has perdido un cultivo de rotífero porque no puedes visualizar ninguno ¡¡NO LO TIRES!! Y no limpies los posos del fondo del medio de cultivo. Si no puedes reponer la cepa de rotífero mediante algún compañero acuariófilo todavía puedes intentar volver a tener una cepa de rotífero.
En el mismo medio de cultivo en el que tenías antes los rotíferos tendrás que crear de nuevo unas condiciones óptimas para el cultivo y alimentarlos adecuadamente (cambios de agua frecuentes que mejoren la calidad del agua, una buena aireación y dar tomas de comida ligeras pero frecuentes). En un plazo de unas 2-3 semanas tendrás otra vez unas cantidades de rotífero adecuadas (ojo, no es un método rápido, así que no esperes poder “cosechar” cantidades adecuadas hasta la 3ª semana).

Cultivo de rotíferos sucio y sin un mantenimiento adecuado. Si perdemos el cultivo podemos intentar reiniciarlo con los posos que se quedan en los vasos de cultivo.. Aspecto de un cultivo que ha decaído (el mismo cultivo que se ve en la fotografía superior, pero tras 3 días sin alimentar y sin realizar ningún cambio de agua).

Mantenimiento:
Las especies utilizadas en la alimentación de las crías de especies marinas se mantienen en agua salada, con densidades que oscilan entre los 1.010 y los 1.035. Los Brachionus plicatus se reproducen mejor a salinidades bajas, pero nuestro objetivo será que las salinidades de los medios de cultivo de rotíferos y las de los tanques de cría sean muy próximas (que no difieran en más de 2-3 puntos), ya que así al trasladar los rotíferos a los tanques de las larvas de peces habrá poca mortalidad de los rotíferos y las larvas se alimentarán mejor y durante más tiempo.

Aspecto de los cultivos de rotífero a simple vista. Los pequeños puntitos - los rotíferos - cuesta distinguirlos sin hay mucho movimiento. Aspecto de un cultivo de rotíferos exterior (en pleno verano) de unos 50 litros de capacidad con una densidad muy superior a la que consigo en recipientes interiores..


La temperatura es el otro factor importante. Es mejor mantener los cultivos a una temperatura de entre 20-25ºC. A menor temperatura, mejor ritmo de crecimiento (aguantan temperaturas de refrigeración cercanas a los 4ºC durante semanas, punto que nos ayuda a mantener nuestras cepas de rotíferos – si te vas de vacaciones 1 semana, introduce un recipiente con rotíferos (no demasiada densidad de ellos) y el agua tintada ligeramente con comida (mejor que escasee a que sobre y empeore la calidad del agua) en el frigorífico, así cuando vuelvas las densidades serán mínimas, pero en pocos días podrás tener suficientes para empezar a cosechar).
La alimentación y la aireación. Por partes, la alimentación: He probado a criar rotíferos con 3 tipos de alimentación:

  1. Microalgas: extremadamente eficiente. Es una alimentación excelente, pero sumamente cara. Si quieres criar larvas marinas tendrás que alimentar a los rotíferos con microalgas en algún punto (sobre todo 6-12 horas antes de cosechar rotíferos para dárselos a las larvas).
  2. Espirulina en polvo: Eficiente. No es una alimentación adecuada. Solo sirve para mantenimiento y crecimiento del cultivo, pero no para enriquecerlo con el fin de dárselo a las larvas.
  3. Levadura de panadería: Eficiente. No es una alimentación adecuada. Pasa lo mismo que con la espirulina. Consume mucho oxígeno del agua y es importante una buena aireación.
  4. Zumos, alimentos en suspensión, ácidos grasos (Selcon), etc.
    Ácidos grasos. Hay presentaciones para acuariófilos y otras para piscifactorías (de 1Litro). En caso de necesidad, también se puede utilizar el cyclop-eeze, aunque contamina más el agua del cultivo.

Considero que la mejor forma de alimentar sería de manera continua, pero a efectos prácticos es poco común. Es mejor dar más tomas de poca cantidad que dar pocas tomas de mucha cantidad.

La aireación: punto importante, pero que, desde mi punto de vista, depende más de la alimentación utilizada para la cría del rotífero. La mayoría de los aficionados recomiendan una aireación más bien escasa y que sea con burbujas “gordas” para evitar la skimación del rotífero en la superficie. Casi todos estos aficionados alimentan solo los rotíferos con microalgas (normalmente liofilizadas) que se venden en cualquier comercio de acuariofilia marina (a unos precios, a mi entender, bastante desorbitados, aunque he de reconocer que dan unos resultados excelentes). Si se alimenta con microalgas y en recipientes pequeños es recomendable la aireación del cultivo mediante burbujas gruesas.
Si estás alimentando al cultivo con espirulina o levadura de panadería, yo recomiendo que utilices un buen difusor de aire que cree una corriente de moderada a fuerte para mantener la comida en suspensión el mayor tiempo posible y para oxigenar el cultivo lo máximo posible. Con estas fuentes de alimentación si no hay oxigenación suficiente los cultivos rápidamente se degradarán y morirán.

Cultivos que llevan demasiado tiempo sin limpiarse. Entre ellos hay diferencias, menos el 2º, que se ha perdido, el resto mantiene un color de agua aceptable (tintado pero transparente). No obstante, con la suciedad que acumulan, si no se limpian se corre el riesgo de perder los cultivos en un breve espacio de tiempo (1-2 días).

Lo que mejor resultado me ha dado: recipiente de plástico de un diámetro próximo a los 20 cms y con una buena altura (cuanta más mejor). Opción 1: los chinos o cualquier comercial de plástico. Opción 2: los botes de las aceitunas en plan industrial.

Mantenimiento de los cultivos:
Lo mejor para criar rotíferos son tanques cilíndricos más altos que anchos (al menos a escalas no comerciales) que permitan una buena circulación de agua con la aireación que proporcionamos. Si el recipiente es transparente se controlará mejor el crecimiento del cultivo.
Recomiendo lavar los cultivos 1 vez cada semana o cada 10 días. Si estás manteniendo el cultivo y no estás produciendo grandes cantidades de rotífero, podrás espaciar estas limpiezas ya que no habrá tanta carga orgánica.
Problemas en el mantenimiento de los cultivos:
Aunque son varios los problemas ante los que nos podemos encontrar, son fundamentalmente dos las consecuencias que nos encontraremos:

  1. Contaminación del cultivo por organismos ciliados.
  2. Deterioro de las condiciones del agua del cultivo.

En ambos casos el resultado será el mismo: la pérdida del cultivo de rotíferos, de manera paulatina si es el problema se origina por organismos ciliados y de manera súbita si se da por unas malas condiciones del agua de cultivo (excesiva contaminación bacteriana por exceso de alimento, falta de oxigenación o excesivo depósito de detritus en el tanque de cultivo.
En el caso de la contaminación por organismos ciliados lo que veremos es que nuestro cultivo cada vez se desarrolla a menor rapidez (a pesar de ver el agua con “bichillos”, aunque más pequeños que el roti). Por competencia en la alimentación los ciliados acabarán desplazando a los rotíferos hasta que la población de rotíferos sea mínima o desaparezca. La solución es sencilla: Pasar los cultivos de rotífero por un tamiz de 50 micras (las mallas se pueden comprar en alguna tienda especializada o en comercios estadounidenses on-line, aunque suelen ser caras; En los foros de acuariofilia comúnmente se reúnen varios miembros para hacer pedidos conjuntos periódicamente). Así filtraremos el cultivo, los rotíferos se quedarán retenidos en el tamiz y los ciliados pasarán por él. Esos rotíferos los introducimos en agua nueva y sin contaminar por ciliados con las mismas condiciones químicas y físicas (para evitar mortalidades altas en los rotíferos) y en pocos días tendremos el cultivo de rotífero con unas buenas producciones de nuevo. Este problema se presenta sobre todo cuando la alimentación principal del cultivo se basa en levadura de panadería.

Fotografía en el que se ve a una hembra portando un huevo (justo encima de la i del logo). El cultivo está contaminado con numerosos ciliados (el óvalo que está justo encima de la 3ª a del logo). Aspecto de un cultivo de rotíferos contaminado con ciliados.


OJO: los cultivos de rotífero tamizados de esta manera no estarán libres de los ciliados, solo haremos descender su número para que la competencia con el rotífero no sea tan grande. La única manera de obtener cultivos libres de ciliados es comprar cultivos “limpios” en laboratorios y comerciales de acuicultura especializados, y luego utilizar agua estéril para su cultivo en casa. A nivel de aficionado, no creo que esto merezca la pena por el trabajo que representa. Además, se está estudiando la viabilidad de los ciliados como alimento de primera instancia para las larvas marinas en sus primeros días (aunque por ahora con resultados poco alentadores).
El caso del deterioro del medio de cultivo es más difícil de manejar (normalmente porque cuando te das cuenta ya has perdido el cultivo). La culpa la mayoría de las veces suele ser del cuidador de los cultivos por dejadez, descuido e incumplimiento de los protocolos de limpieza más básicos. Sí, resumiendo, si pierdes el cultivo por deterioro de la calidad de agua el 90 % de la veces será porque has sido un vago/guarro y no los has limpiado a tiempo. Por eso es recomendable tener más de un vaso de cultivo al mismo tiempo (yo normalmente mantengo siempre 3 medios de cultivo por si las moscas…). Cierto es que muchas veces tienes 2 cultivos que parecen ser idénticos, a los que realizas las mismas limpiezas y los mismos cambios de agua, y uno de ellos tira adelante y el otro lo pierdes de la noche a la mañana. Pero con el cultivo que nos queda bien podemos restaurar el otro en poco tiempo (normalmente estas cosas siempre pasan cuando estás alimentando alguna puesta con el roti… la ley de Murphy…).
El método para volver a tener el cultivo bien es casi el mismo: filtrar el poco rotífero que quede y trasladarlo a otro vaso de cultivo con agua en óptimas condiciones.
Si has perdido todo el rotífero puede que tengas quistes en los posos del vaso, no los tires, retira la mayor cantidad de agua posible y llena el vaso de cultivo con agua en buenas condiciones, y espera unos días a ver si has tenido suerte y los rotíferos han realizado una reproducción sexual durante los últimos momentos del cultivo.
Y por último, si nada de esto ha funcionado, es cuando hay que llamar a algún compañero de la afición para ver si nos puede pasar una muestra para iniciar el cultivo. Normalmente con ¼ ó ½ de litro tendrás suficiente para retomar los cultivos (en una semana deberías tener 3-4 litros a buenas concentraciones).
En las subastas de la AEA (Asociación Española de Acuariófilos) solemos llevar algún cultivo iniciador cada mes (otro motivo más por el que hacerse socio… J). Si vas a ir y quieres expresamente un cultivo, ponte en contacto con la AEA o con alguno de sus miembros de la lista de esta web para que te lleven alguno y vayas sobre seguro.

¿Y si no tengo ningún compañero cerca que me pueda proporcionar los rotíferos? Bueno, pues para esos casos estamos creando una lista con compañeros que se ofrecen a proporcionar rotíferos si disponen de ellos. Esta lista la quiero hacer a nivel nacional, así que si lees esto, y quieres apuntarte, tan solo envíame un correo a la dirección alejandromartix@gmail.com con los siguientes datos:

  1. Tu correo electrónico.
  2. Nombre y apellidos.
  3. La ciudad en la que resides (con el municipio y la comunidad también, a poder ser).
  4. Si tienes Rotífero, microalgas, o las dos cosas.
  5. Opcional: ¿dónde encontrarte y tu pseudónimo en dicho lugar? (ejemplo: en el foro fulanito me llamo menganito; soy de la AEA; mi web es www.bichomarino.com, etc, etc).

Pincha aquí para acceder a la lista de distribución de rotífero

En la lista se incluirá a las personas que rellenen TODOS los datos (no me mandes un e-mail solo con tu nombre y tu mail porque no lo voy a publicar si no lo rellenas entero). Si te interesa un cultivo de rotífero ponte en contacto con alguno de los miembros de la lista. Lo que acordéis por el intercambio de rotífero es cosa vuestra (hay gente que los regala y hay quien los vende). El envío y el intercambio lo tenéis que acordar vosotros. Yo no me responsabilizo de ningún intercambio de ninguna de las personas que aparecen en la lista.
El motivo de la lista es agilizar la obtención de cultivos (ya que muchas veces es complicado encontrarlos en las tiendas, y más complicado aún obtenerlos a un precio razonable – el litro de cultivo a unos 300 rotíferos por milítro viene saliendo por uno 30 euros en comerciales de acuicultura, y en tienda a veces obtienes ¼ de litro de menor densidad por unos 15 euros…-.